miércoles, 21 de julio de 2010

¿Nunca les paso, que cuando se deciden a hacer algo, que ya venían pensando por un tiempo largo, hacen totalmente lo contrario? ¿O que extrañan algo que nunca tuvieron? Más que extrañar, lo necesitan. Juro por mi vida que no puedo más, necesito que alguien venga a hacer deciciónes por mí. No me gusta ser la que elija cosas que cambian a gente, que dan para pensar, que gire una relación. No me gusta ni me va a gustar nunca. en definitiva, no puedo ser jueza. 
Ultimamente tambien me pasa que no puedo seguir mis propios consejos. Doy consejos, sabiendo lo que necesita cada uno. Pero cuando me pongo a pensar yo, me quedo en blanco y lo que me digan me entra por un oido y me sale por el otro, no por que no me interese, sinó por que es algo externo. Soy impotente en esas situaciones. Convenzo a los demas de cosas que ni creo. Ayudo a gente que cuando necesito, no está. Es algo natural, no sé, habré nacido así. De cierta manera es algo bueno, pero de otro punto de vista es algo malo. Es como un tumor pequeñisimo, no se sabe si maligno o benigno, hay que esperar que cresca un poco para estar seguros.
Además me van a sacar lunares y no voy a poder hacer deporte y la concha de su vieja.No me voy a poder descargar. Bueno siempre está mi camarita de fotos así me distraigo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

pato(s) amarillo(s) o naranja(s) firma(n) esta entrada