lunes, 30 de agosto de 2010

Que no me abofeteen la otra mejilla, despues de que una garra me arañó esta suerte.
Lástima que vos ya lo hiciste, que tengo que pensar ahora de vos? Decime, por que no entiendo. Realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

pato(s) amarillo(s) o naranja(s) firma(n) esta entrada