jueves, 18 de noviembre de 2010



Cada uno tiene una historia especial con su nombre. Te puede gustar o no, pero tu nombre es tu nombre y hasta los 21 no te los podes cambiar. Tampoco creo que deberías, por que es el legado de tus papas, aunque si tu nombre tiene significado no muy lindo, onda Alberto Carlos Huevos, o deribados, perdoname papi perdoname mami.
Mi nombre viene de dos cosas.
Mi mama era maestra jardinera, y tuvo muchos grupos de nenes diferentes, creo que 5, o 6. En uno de esos grupos había un nena que se llamaba Julia. Y a mi mama cuando habla de ella le brillan los ojos, dice que era un de la nenas más lindas, simpáticas e inteligente que había conocído. Tambien es el único nombre que mis dos papas concordaban, y bueno. Así me vine a llamar. 
Mi srgundo nombre viene de mi bisabuela Inés. Ella era la abuela de mi papá. Él la quería tanto.. Me contó que era su abuela preferída, y que cuando murio no lo quiso aceptar por meses y meses. Yo no tuve mucho tiempo abuelos. Hace poco se murió mi abuela, la última que tenía. Se lo que es perder a alguien y lo que duele. Y más por que lo sentí recientemente.
Puede que mi nombre no me guste, o mi segundo nombre. Pero la importancia que tiene me hace sentir importante, parte de un legado. Mi propio legado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

pato(s) amarillo(s) o naranja(s) firma(n) esta entrada