jueves, 23 de diciembre de 2010

Damn Hormones!
tengo las hormonas muy agitadas, de la nada me puedo poner a llorar, sin razón alguna. Y ahí me acuerdo de todas las cosas malas que me pasan, las que pasaran, pasaron y las que no me había dado cuenta antes. Odio esos momentos, bah, ¿A quién le gustan? No creo que a nadie le guste llorar, masoquismo talvez, pero nisiquiera. Igual, Milu lo sufre más que yo. Él es el que me tiene que escuchar llorando por el telefono 2 horas seguidas sin razón alguna o núla manera de ayudarme. Hay que quererme para eso! ¿O no? te amo Miltonto, graciaaaaaaaaaas por escucharme siempre.

1 comentario:

pato(s) amarillo(s) o naranja(s) firma(n) esta entrada