miércoles, 16 de noviembre de 2011

Digamos que simplemente gente capaz puede escribir lo que escribe este hombre. Ponganse en la cabeza: Vicent Van Gogh. Y agregenle una breve explicación a sus cuadros. Una como: el podía ver todo lo que los demás no. Podía ver lo invisible al ojo humano, inclusive lo más hermoso a lo más horrendo, esté presente o no. Esas son las cosas que te hacen querer MIRAR y no tan solo VER.  Todos saben que Van Gogh se suicidó. Por depresión. Pero nadie sabe cual era la causa exacta. Y si tuvieran la manera de arreglarlo? Darle alegría? De cierta manera sería lo mismo por que lo que afecta pero es invisible al ojo de los demás sigue dentro. Simplemente es cambiarle la vida a esa persona, con lo que se pueda, con risa, con cariño, con experiencias y aprecio por no decir otras más. Por que como diría my doc o del escritor que hablo, la vida es una pila de cosas buenas y malas. Que haya buenas no significa que las malas se alivianen, pero al mismo tiempo las malas no opacan a las buenas. 


Amy: I’m sorry you’re so sad.
Vincent: But I’m not. Sometimes these moods torture me for weeks— for months. But I’m good now. If Amy Pond can soldier on then so can Vincent Van Gogh.
Amy: I’m not soldiering on. I’m fine.
Vincent: Oh Amy, I hear the song of your sadness. You’ve lost someone I think.
Amy: I’m not sad.
Vincent: Then why are you crying?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

pato(s) amarillo(s) o naranja(s) firma(n) esta entrada